La galleguita de 10 años va a pescar con su padre y vuelve con el rostro absolutamente golpeado.
La madre, asustada, pregunta:
– Hijita linda, ¿qué sucedió?
– Fue un mosquito mamá…
– ¿Y te picó?
– No tuvo tiempo, papá lo mató con el remo.